ZANJAS: Próximamente daremos a conocer cuántas zanjas aproximadamente hay en la cabecera que no han sido reparadas por el Departamento de Agua Potable y Drenaje pero ya es alarmante que en todas las calles no exista una que se pueda transitar cómodamente, hay más de doscientas solo en la zona centro, aparte las que en estos días han reventado el pavimento para abrir más. En una palabra, en la Cabecera está lleno de parches, incluso en los pavimentos nuevos que no tienen ni tres años, lo que demuestra la existencia de una mala planeación.

 

PIPA: La falta de agua potable en algunas comunidades ha sido alarmante y las autoridades les manifiestan a los que necesitan, que la pipa se las recogió el Gobierno del Estado y no tienen más pipas para llevarles el indispensable líquido y ni con las lluvias, los pozos, ahora secos, no han podido acaparar sus aguas normales que antes tenían.

MIEDO: La sociedad está gobernada a base de miedo. Un Gobierno que amenaza a sus gobernados con lo peor que le puede pasar a un ciudadano común, lo mejor es no meterse para nada en asuntos de política y deja que pasen las cosas al antojo del gobernante y menos cuando ve que está rodeado de gente mal nacida. Esa es la apreciación que se tiene del Gobierno Federal que ha permitido que en todo México existan élites y células de la delincuencia organizada, tanto infiltrados con corbata en el Gobierno como fuera del Gobierno. La gran pregunta de la gente es ¿A qué salió el Ejército Mexicano de sus cuarteles? ¿A erradicar la delincuencia o a protegerlos? A lo largo y ancho de nuestro México está sembrado el ejército en los pueblos y ciudades codeándose con los malos y siguen creciendo las extorsiones, secuestros, levantones, ejecutados en sus narices (literal).