TESTIMONIO: El Comité Municipal del PAN en Salinas, otorgó un Testimonio de Gratitud Dr. José Hernández Rodríguez (+) en homenaje póstumo al panista fundador del Partido en Salinas en el año 1984. La militancia le reconoce su brillante trayectoria en Salinas, Lo firma la Presidenta del Comité la Señora Victoria Rodríguez Martínez y la Sra. Martha Elva Jiménez de la Rosa. Uno de sus logros fue traer a Maquío a Salinas siendo candidato a la Presidencia de la República. Además, su labor de agrupar por primera vez un partido político congruente y competitivo.

 

DESAPERCIBIDO: El Dr. José Hernández Rodríguez, de igual forma fue Presidente del Comité Municipal de del PAN en Soledad de Graciano Sánchez, dándole fuerte impulso a la segunda parte de construcción del edificio muy digno que se tiene en ese municipio y la militancia de Soledad olvidaron ese detalle y se argumenta es que la dirigencia joven olvidan fácilmente a la vieja guardia de ese Partido.

GENERACIONES: Las nuevas generaciones de políticos no tienen convicción por sus partidos políticos para penetrar en la sociedad y dar a conocer sus doctrinas e ideales, es por ello que la ciudadanía ha sido muy voluble al hora de ir emitir su voto, ya no hay sentido de pertenencia y solo se van por el que prometa más aunque no cumplan. Ahora las generaciones jóvenes se preocupan por aparecer su fotografía en una boleta electoral.

STALIN: En las redes sociales apareció una reflexión que desde luego duele por la profunda realidad del mexicano y se los comparto: “En una de las reuniones, Stalin solicitó que le trajeran una gallina. Agarró la gallina fuerte con una mano y con la otra empezó a desplumarla y la gallina desesperada por el dolor intentó fugarse pero no pudo. Así logró quitarle todas las plumas y les dijo entonces a sus ayudantes. Ahora observen lo que va a suceder. Stalin puso a la gallina en el piso y se alejó de ella un poco y agarró en su mano un puño de trigo mientras sus colaboradores observaban asombrados como la gallina, asustada adolorida y sangrando, corría detrás de Stalin e intentaba agarrar su pantalón mientras éste le iba tirando puños de trigo y daba vuelta en la sala. La gallina lo perseguía por todos lados. Entonces Stalin mira a sus ayudantes quienes están totalmente sorprendidos y les dice: Así de fácil se gobierna a los estúpidos. ¿Vieron como me persiguió la gallina a pesar del dolor que le causé? Así son la mayoría de los pueblos, persiguen a sus gobernantes y políticos a pesar del dolor el que causan por el simple hecho de recibir un regalo barato o algo de comida para uno o dos días”.