Más de 250 campesinos de Villa de Ramos se presentaron en las oficinas de la Secretaría de Salud del Estado, para mostrar su inconformidad ante la falta de cumplimiento de acuerdos firmados con meses e incluso años de antigüedad, pues en los últimos días se han presentado situaciones de emergencia que resultan imposibles de atender por la falta de condiciones en los espacios destinados a los servicios de salud.

 

Como principal demanda, los integrantes del Movimiento Antorchista piden a las autoridades competentes, el término de la construcción y el equipamiento del Hospital Regional de Los Hernández, abandonado desde hace tres años, pues fue compromiso del actual Gobierno Estatal que para diciembre de 2015, ya estaría en funcionamiento, pero hasta hoy, es un compromiso que sigue sin cumplirse.

Además, los campesinos del altiplano potosino, piden a la directora de la Secretaría de Salud, la doctora Mónica Rangel Martínez, el cumplimiento de minutas firmadas en donde quedó acentado el compromiso de equipar adecuadamente el centro de salud de la Cabecera Municipal.

Ofelia Ruiz Puente, habitante de la Cabecera Municipal, expresó: “No puede ser posible que no se pueda atender un parto porque no hay una sala de expulsión, o no nos vamos tan lejos, quien quiera que vaya a atenderse, por cualquier emergencia, primero, corre el riesgo que ni siquiera lo dejen pasar y si tiene suerte de ser atendido, no le dan ni paracetamol”.

Los manifestantes enfatizaron que de no obtener una solución favorable a sus peticiones, permanecerán en la dependencia de manera indefinida, pues miles de familias dependen de los servicios de salud, que hasta la fecha han sido precarios.