Olegario Cerda originario de la estación Moctezuma quien en días pasados fue atacado por un agresivo perro cuando se dirigía a trabajar en la cabecera de este municipio a la altura de la comunidad de las matanzas que le causo varias lesiones en una pierna, parte del abdomen y el antebrazo pide a la ciudadanía apoyo para poder llevar a cabo su tratamiento médico, ya que por las lesiones que el perro le causo, le ha impedido trabajar para sacar el sustento de lo más indispensable como lo son los alimentos.

 

Anteriormente tenía mi familia pero actualmente vivo solo en un cuarto que la familia me dejo (sic) durante algunos años estuvo casado pero la difícil situación provoco la separación.

Su trabajo es inestable ya que lo mismo puede ser chalan de la construcción, que ayudante de chofer o de lo que lo puedan ocupar, lo importante es sacar para los alimentos del día y después ya se verá. Es la filosofía que Olegario, conocido entre la gente como el “gallo” practica de manera diaria.

Desafortunadamente la semana pasada en que salió de su domicilio en la estación, se dispuso a acudir al centro de la población, no sin antes encomendarse al supremo de que lo ayudara a encontrar trabajo al menos por ese día y poder comprar el alimento del día, sin imaginar lo que estaba por suceder.

Al pasar caminando por las matanzas observo que un perro lo observaba con negras intenciones, haciendo que se cambiara de carril y se acercara a una casa de la comunidad, lo que para mala fortuna estaba sola y nadie abrió, fue entonces cuando el agresivo perro se le echo encima provocándole varias lesiones principalmente en una de las piernas.

Asi como lo ataco el feroz perro, de la misma manera se retiró por lo que Olegario por algunos días estuvo con el temor de que este tuviera la rabia y pudiera haber sido contagiado, pero afortunadamente para el solo fueron las mordidas donde incluso perdió un pedazo de piel del muslo izquierdo que a punto estuvo de infectarse pero afortunadamente los servicios de salud lo atendieron con la prontitud del caso aplicándole varias inyecciones intramusculares para de esta manera prevenirlo de alguna amenaza por las mordidas.

Para su buena fortuna, los hechos no pasaron a mayores pero Olegario pide la ayuda de los pobladores ya que por este accidente no ha podido trabajar donde como el mismo lo dice. “si no trabajo no como” es por eso que pide la comprensión de la gente y lo apoye en estos difíciles momentos por los que está pasando.

#ayudemos al gallo.