A diferencia de administraciones pasadas donde se aprovechaba las vacaciones de los niños para impulsar al deporte, ya sea por las ligas deportivas existentes o por las autoridades del deporte, este año se ve tan desolada la Unidad Deportiva Prof. Carlos Jonguitud Barrios.

 

Incluso algunas ligas suspendieron con el argumento de estar de vacaciones cuando debería ser al revés, darle más impulso a los torneos cortos de verano para relajar, distraer y tomar vitalidad para el inicio del siguiente ciclo escolar. El titular del deporte Oscar Preciado por lo regular nunca asiste en sus oficinas y su auxiliar, el Prof. Francisco Ibarra Trejo mejor conocido como el Profe Lala, lleva más de tres semanas de vacaciones y no hay nadie quien atienda al público.

Caber mencionar que el fomento al deporte lo confunden con otorgar balones, zapatos, en algunos casos uniformes, pero que se tenga un programa o plan de trabajo que justifique sus sueldos muy altos, $10,890.90 y $5,214.60 titular y auxiliar para no hacer nada y solo cuidar la Unidad Deportiva. No ha habido algún proyecto hacía los deportistas aficionados para probarlos en un deporte de alto rendimiento y que los buscadores de talentos los observen con la finalidad de llevarlos a clubes profesionales.

Como no existe apoyo al deporte por parte del municipio y solo se atienen a los dirigentes que organizan torneos de diferentes ramas, muy redituables para ellos, muchos de los niños y adolescentes que no pueden alcanzar a pagar cuotas en las ligas deportivas organizadas, prefieren jugar en las calles con el peligro de un accidente al paso de los vehículos. En la Colonia La Paz, por su lejanía, improvisan campos deportivos para divertirse ya que en esa colonia de población infantil muy creciente, carecen de instalaciones deportivas. 


Free Joomla Lightbox Gallery