Coco Zavala
Autor: Coco Zavala
Email:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Consultora Mindfulness
Coco Zavala tiene especialidad en justicia alternativa, practicas restaurativas, sistema penal acusatorio, competencias y habilidades de mediador, sabiduría para curarse del sufrimiento y consultora de Mindfulness Transpersonal.
Más artículos...

“Trata todo lo que tengas como una porcelana preciosa,

porque algún día desaparecerá”

Diana Bradley

Todos en el transcurso de nuestra vida hemos afrontado pérdidas,

Y no me refiero sólo a la muerte de algún ser querido; sino a pérdidas en general. Un cambio de residencia, un cambio repentino de trabajo o quedarme sin él, una ruptura de pareja, la ausencia de un amigo, la partida de un hijo, una quiebra económica, la amputación de un miembro y, la lista podría ser interminable, surgiendo aquí dos interrogantes….. ¿Cómo actúas ante ellas?....... ¿identificas las emociones que en ti produce, sus matices?

Cada pérdida tiene un peso y sentido diferente según el significado que le atribuimos, pero lleva implícito en sí, el transitar por las etapas del duelo para poder sanar, ya que todo cambio implica una pérdida, así como cualquier pérdida es imposible sin el cambio; y las etapas del duelo son:

Fase de negación: te niegas a creer lo evidente y se activa un mecanismo de defensa porque necesitas tiempo para afrontar lo que estás viviendo.

Fase de racionalización: Tratas la pérdida desde el raciocionio

Fase de protesta: surge la ira, el enfado, sientes que no es justo lo que te está pasando; culpas a otros o a Dios mismo por ello.

Fase de tristeza: aquí es inevitable que el impacto en el aspecto físico pase desapercibido, ya que se ve en el semblante, puede haber pérdida de peso así como de interés en las actividades cotidianas.

Fase del miedo: en esta etapa surge el miedo al futuro, a cómo será tu vida de ahora en adelante, sin aquello que perdiste.

Fase de aceptación emocional: comienzas a ser consciente de que tienes que soltar y comenzar una nueva etapa.

Fase de perdón: Perdonar y perdonar-te.

Fase de gratitud: sientes un sincero agradecimiento por el aprendizaje que aquella pérdida te ha dejado.

Desde el enfoque de Atención Plena o Mindfulness, se pueden atravesar las diferentes etapas con toda la gama de emociones y sensaciones físicas que en ti generan, haciendo frente a ellas, no evadiéndolas, dejando de lado el juicio y los pensamientos rumiativos, aceptando las cosas como son, para descubrir la oportunidad y sentido de tu vida, recordando que siempre la luz, se encuentra al final del túnel.