Coco Zavala
Autor: Coco Zavala
Email:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Consultora Mindfulness
Coco Zavala tiene especialidad en justicia alternativa, practicas restaurativas, sistema penal acusatorio, competencias y habilidades de mediador, sabiduría para curarse del sufrimiento y consultora de Mindfulness Transpersonal.
Más artículos...

“El Ser Humano elige su destino, y su destino es elegir”

Hadrat Alí

 

Todo, absolutamente todo en la vida, es una decisión. Tanto si hago, como si no.

El pasado 17 del presente, durante mi estancia en la Ciudad de Chihuahua, en el marco de un Congreso de Abogados, se me corrió la invitación para asistir a un Centro Juvenil de apoyo contra las adicciones para llevar a cabo una convivencia con las niñas y jóvenes que en éste momento de su vida se encuentran en camino de buscar nuevas oportunidades de vida, lejos de las circunstancias que las llevaron ahí.

Y al estar con ellas, ver sus rostros y la huella del dolor en su mirada, me hizo cuestionarme…. ¿qué estamos haciendo como Gobierno, como sociedad y como padres, que nuestros jóvenes no encuentran alicientes ni oportunidades, que los orillan a buscar un camino y sentido de pertenencia en las drogas? ¿Qué estamos haciendo para regresarles la esperanza de accesar a una vida mejor?

La mayoría de ellas proviene de familias disfuncionales, con un alto grado de pobreza y marginación, sin acceso a una educación y con grandes carencias afectivas. Y sus tiempos mentales oscilan en dos momentos, el pasado y la huella del dolor y sufrimiento vivido y el futuro con la eterna interrogante sobre qué pasará con ellas, sumergiéndolas en una espiral de ansiedad.

Y aquí cabe un punto de reflexión, porque en el caso que refiero, se trata de adicciones a sustancias tóxicas y ellas ya están en un proceso de desintoxicación física, mental y emocional…….pero en un ejercicio personal de honestidad, ¿cuantos de nosotros somos conscientes de nuestras adicciones?

Y no hablo en el sentido meramente toxicológico, ya que podríamos respondernos que no tenemos vicios porque no fumamos, no bebemos alcohol y no consumimos drogas; sin embargo en los tiempos modernos las adicciones son más sofisticadas, pero no por ello menos dañinas. Encontramos adictos al trabajo, al sexo, a los problemas, al sufrimiento, a la comida, al victimismo, pero nuestra mente no las registra como tal, aunque nuestro cuerpo sufre los estragos de ellas.

La invitación el día de hoy es revisar qué hago y desde dónde lo hago, para  tomar decisiones sabias y así poder elegir con responsabilidad.