SLP.- Elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME) mediante un convenio de colaboración con el estado de Tamaulipas, dieron cumplimiento a un mandato judicial vigente en la capital potosina por el delito de lesiones calificadas, en contra de un hombre que recién obtuvo su libertad por otro ilícito cometido en aquella entidad.

 

Según las investigaciones, todo sucedió la noche del 21 de agosto de 2010, cuando la víctima y un amigo se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en una tienda de abarrotes ubicada en una comunidad de la Delegación de Bocas, San Luis Potosí, lugar al que llegó el imputado y otras dos personas a bordo de una camioneta Tahoe en color negro.

Después de varios minutos, todos comenzaron a discutir entre sí y de las palabras pasaron a las agresiones físicas; de pronto, el ahora imputado abordó su camioneta y al ponerla en marcha se fue en contra de la víctima, arrollándolo pero no conforme, puso en reversa la unidad y se la pasó por encima, con lo cual el afectado perdió el conocimiento y tuvo que ser trasladado a una clínica, ya que presentaba diversas fracturas y lesiones, tardando varios meses en obtener su recuperación.

Con los resultados de las indagatorias y tras reunir elementos probatorios considerables, la averiguación previa fue presentada ante el Juzgado Segundo del Ramo Penal, quien determinó que existía lo necesario para librar la orden de aprehensión correspondiente por el delito de lesiones calificadas.

Desde ese momento se inició la búsqueda del presunto responsable, pero éste ya había cambiado el lugar de residencia, siendo hasta ahora que las autoridades de Tamaulipas informaron a que lo tenían detenido por otro ilícito, pero que pronto recobraría su  libertad.

De esta forma fue activado el convenio de colaboración, y autoridades potosinas acudieron a dicha entidad para realizar su detención en cumplimiento del mandato judicial, iniciándose de inmediato su proceso legal.